Reyes Católicos | La Conquista de Málaga

Los Reyes católicos toman la ciudad de Málaga el jueves 14 de agosto. Hoy día se realiza la Feria de Málaga, como motivo principal de esta celebración.

Corría el año 1487, previo al sitio, las tropas de Fernando ponen en marcha la quema de cultivos y la tala de árboles para dejar sin recursos a la ciudad. En el caso de las ciudades menos guarnecidas y más dependientes de la agricultura local como ocurrió con algunas localidades de Almería. Pero Málaga resiste, las tropas castellanas emprenden un bombardeo contra las murallas de la ciudad para abrir hueco y entrar con las tropas para tomar la ciudad.

Pero la fortaleza de Málaga está a otro nivel respecto a sus semejantes andalusies y resiste todos y cada uno de los bombardeos. La Alcazaba de Málaga puede decir orgullosa, que nunca fue conquistada. Sus muros fueron impenetrables.

En situaciones de estancamiento, la llegada de Isabel se convierte en un elemento básico de guerra psicológica: reafirmar que los reyes no se van a marchar y que son capaces de llevar su corte hasta la puerta de la ciudad hasta que se rinda. Algo que casi cuesta la vida a la propia Reina debido a un atentado planeado desde intramuros. Las ciudades con salida al mar tenían una dificultad adicional para su bloqueo: la llegada de barcos con víveres que permitían resistir sine die.


En el caso de Málaga era el principal puerto comercial de Granada, la ciudad más rica y por la que llegaban víveres de África en época de conflicto bélico. De esta forma, por 1ª vez barcos de Aragón, País Vasco e incluso el imperio austríaco participan en esta contienda. En lo puramente militar las bombardas de Fernando fueron cambiadas de emplazamiento para apuntar a una torre que precedía un puente de acceso.

Sin embargo los artilleros cristianos idearon una forma nada convencional de volar aquel punto de resistencia, colocando un cañón cargado de pólvora debajo del edificio. Esta voladura propinó un fuerte golpe moral a los defensores musulmanes. Agobiados por el calor y el desabastecimiento las tropas malagueñas lanzaron una última desesperada ofensiva sobre el campamento cristiano pero fueron engullidos por la superioridad del ejercito de los Reyes Católicos.

Tras este episodio vino la rendición de la ciudad por parte de Alí Dordux, que entrega la ciudad a excepción de Gibralfaro donde resistían «El Zegrí» y los suyos. El asedio de la ciudad fue uno de los más largos de la Reconquista, duró varios meses. La población fue castigada a la esclavitud o a pena de muerte, con excepción de veinticinco familias que pudieron permanecer en Málaga, como mudéjares, en el recinto de la morería. Una vez limpia la ciudad de cadáveres y de olores y consagrada la mezquita mayor bajo la advocación de Santa María de la Encarnación, los Reyes Católicos entraron en la ciudad en solemne procesión.

La conquista de Málaga supuso un durísimo y definitivo golpe para el reino nazarí que perdía así su principal puerta marítima y que precedía a una derrota definitiva en Granada.



Uno de los contenidos que tendremos en el
#podcast son ficciones sonoras. En esta ocasión viajamos a esta fecha de 1487, a una ciudad de Málaga, cercada por las tropas de los Reyes Católicos, donde un humilde ciudadano nos relatará la dificil situación que se viven dentro de estas impenetrables murallas árabes de la ciudad, cercados sin suministros.

¿Nos acompañas en este viaje?

Comparte la noticia en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram